Caló 30

Lámpara colgante que recoge la tradición campesina de los botijos que cuelgan en casa y árboles de las tierras de secano donde el sol descarga toda su intensidad más allá del verano. Esta pieza, fruto de un paisaje de bancales salpicados por rotundos tormos de tierra es capaz de refrescar las noches de verano con su voluminosa presencia y el caudal de luz concentrada que emana de su base.
Solicitar información
Colección:

Más detalles

Ø 180 x H. 280 mm

Productos relacionados